Este blog pretende recoger materiales útiles para la docencia en Educación Secundaria de todos aquellos temas relacionados con Al-Ándalus y la cultura islámica. Con este objetivo, iremos colgando documentos, presentaciones, vídeos, actividades y enlaces que, a nuestro juicio, puedan servir para desarrollar unidades didácticas concretas en materias como Historia, Ciencias Sociales o Historia del Arte.


martes, 21 de diciembre de 2010

El juego deportivo en Al-Ándalus

Una curiosidad muy útil para su uso en las aulas de la que existe amplia información en el Museo del Juego:

La España musulmana nos brinda unas posibilidades de investigación ilimitadas en el terreno deportivo. Un primer hecho que hay que destacar de cara al estudio deportivo de Al-Ándalus es que, mientras en casi toda Europa las ciudades se ruralizan, aquí en el ámbito dominado por los árabes mantienen todo su vigor y aumentan en importancia no solo poblacional sino en riqueza económica, comercial y sobre todo cultural.

La dinastía omeya afincada en España, heredera de una cultura milenaria, greco-romana, a través de Siria, Egipto, la cultura sasánida de Persia y Mesopotamia, practicaron deportes muy populares en esos países y los introdujeron en Al-Ándalus. Así podemos citar la montería, la cetrería, las carreras ecuestres, el juego de polo y los baños públicos. Comprobamos como durante la permanencia de los musulmanes en España hubo un influjo constante de influencias de todo tipo, entre ellos y los reinos cristianos, haciéndose notar en las costumbres como el juego, las diversiones y el pensamiento. El juego de cañas y toros evoluciona a través de estos contactos constantes entre cristianos y musulmanes, sobre todo en las regiones limítrofes entre ambos. Por ejemplo, es digno de señalar la coincidencia del término "tablado" o "tablas", muy utilizado en nuestro país para referirse a los torneos o justas, con un lugar de Granada conocido actualmente con el nombre de la "puerta de los siete suelos", que era conocido entonces como "la tabla", donde se organizaban torneos y actos solemnes como exhibiciones de la caballería ceneta. Estos podrían ser muy bien los inicios del juego de cañas. Los baños públicos, puestos de moda por los musulmanes, fueron muy populares en la Edad Media por toda la Península pero poco a poco su práctica desapareció, sobre todo en los reinos cristianos, debido a las prohibiciones que la Iglesia imponía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada